Iluso

Es como detener el tiempo, querer buscarla y seguir sus pasos solo para decirle, gritarle a los cuatro vientos: que fue un error, que no acaba el amor, que aun hay un mundo por descubrir, y que el corazon se aferra a su suave latir.
Es como querer sacar del abismo de los pensamientos las palabras rebuscadas, pero no dices nada por no saber que hacer, y quieres detener el paso del viento, las olas del mar, y solo lanzar papeles al aire, notas que proclamen que extrañas su presencia, que te mata su ausencia y el callar de su voz.
Es como querer subir a la mas alta montaña, y poner una valla que anuncie que no todo es vano, que aun los caminos se pueden recorrer en nombre de aquello que tanto valia.
Es querer quitar de sus ojos las vendas que ciegan el lienzo que dejaste de pintar, pero que con tanto anhelo quieres continuar..... para luego mirar con tanto desaliento que solo en tu mente podria existir semejante ilusion. Tan solo hasta entonces te das por enterado, de que hace ya mucho tiempo.... te dijeron adios.


Virgilio Santana Ripoll

5 comentarios:

Diana Santana dijo...

Love this one!

Anónimo dijo...

De iluso e ilusionado… ¿caíste en la desilusión?
Hiciste todo el esfuerzo posible para que las cosas te salieran bien.
Hay iluso, tu alma hace un giro a la sinceridad absoluta, donde tú no quieres salir a impresionar a nadie solo dejas que el alma se exprese por ti.
¿Qué te impide detener el paso del viento, las olas del mar?... ¿Te conformaste con un simple adiós, sin ninguna otra explicación?.

Atrévete, proclámale que la extrañas, que la anhelas, No le pongas punto final a esa historia.
Personalmente preferiría morir en el intento que morir sin haberlo intentado.
Att: YO

Dayra dijo...

Beatiful and romantic.....

Anónimo dijo...

Realmente me encanto este párrafo:

Atrévete, proclámale que la extrañas, que la anhelas, No le pongas punto final a esa historia.
Personalmente preferiría morir en el intento que morir sin haberlo intentado.

Anónimo dijo...

Un adiós que sólo existió de palabras porque la razon se se hizo amiga del destino, pero que en lo profundo de esa alma está intacto y llegan como si fuera a la velocidad de la luz, aquellas vivencias, inocentes, reales, puras, hermosas que se reviven con cada lugar, olor, sabor, canción... sin importar distancias, años, meses,dias, horas, minutos, segundos, nanosegundos... esa es la historia desvanecida con la inexistencia de sus actores.