La Clave


Mucha gente me ha preguntado últimamente, que ¿porque en medio de tantas luchas, de tanto trabajo, siempre se me ve en paz, relajado? ¿Será que no tengo problemas?

Pregunta ésta, que casi siempre me hace reir mas de la cuenta. Sin embargo, reflexionando sobre el porqué de mi actitud, he aquí mi respuesta sobre lo que me mueve cada día:

Pienso que la vida, es lo que hacemos entre el tiempo que pasa desde que llegamos aquí hasta que nos vamos. Solamente tenemos una, y a pesar de lo que otra gente pueda suponer, es nuestra, para determinar que hacer con ella. No medimos la vida en horas y minutos. Medimos la vida en recuerdos y momentos. Recuerdos de momentos vividos a plenitud, con las personas amadas, con quienes comparten nuestras penas y alegría, nuestros triunfos y fracasos.

La vida es eso que hacemos desde el Amanecer… hasta el Ocaso. Y, dependiendo de la actitud tomada al levantarte, así será tu día, tu vida. Por eso, cada mañana, al despertar, agradezco a Dios por el maravilloso día que me espera.

La vida no se trata de NO fracasar, sino de levantarte en cada tropiezo y entrarle con más ganas la próxima vez, sin temor a caer de nuevo; mas bien con la convicción firme de que si me vuelvo a caer, con mayor coraje me volveré a levantar.

Por eso hoy:
Determina lo que significa para ti vivir. No es tan difícil como suena. Simplemente imagínate a tí mism@ al final de tu vida mirando hacia atrás. ¿Con qué palabras querrías describir como viviste tu vida y quién fuiste como persona?

Cada vez que piensas en 'algún día' o 'cuando tenga tiempo'… Para!. Pregúntate, '¿Por qué no ahora?' Piensa en esta frase, 'Siempre quise, pero nunca lo hice', Empieza a hacer las cosas que siempre has planeado hacer. Elige tu vida cada mañana. 

Rodéate de gente que disfrute de la vida. Ellos obviamente han descubierto como tener una vida y como vivirla. Tanto lo positivo como lo negativo tienden a contagiar a uno: Elige lo primero!

Deja a un lado las penas y la ira. Llevarlas a cuestas te hace más complicado vivir y menos divertido. No te aporta nada, y te quita mucho.

Deja ganar a los perdedores. No discutas sobre deportes, política o religión!. ¿Por qué desperdiciar tu tiempo y tu saliva intentando convencer sobre aquello en que tienes la razón? Cada quién tiene derecho a expresar y adoptar sus ideologías como les parezca.

Pon en práctica el perdón y el amor, son el ingrediente de mi verdadera paz y armonía. La mayoría de las conclusiones que alcanzamos apresuradamente no sólo son equivocadas, son negativas. Las conclusiones negativas nos llevan a estar a la defensiva. Y estar a la defensiva no es vivir. Es escondernos de vivir, por eso, date tiempo para tratar a la gente, e intenta ser menos ligero al juzgar a los demás.

Toma pequeños riesgos que empujen tus límites cada día. La alegría de vivir está concentrada en aprender lo que encaja en nuestras habilidades. Y si emprendes un negocio que no conoces, hazte rodear por gente que SI sepa lo que hace. No tomes riesgos que te roben el sueño y la paz!

Cuida tu apellido, es tu legado más importante!

Valora y protege a la gente y los lugares que te importan. Un trabajo no es una vida. Es sólo una parte de ella, pero no seas irresponsable ni holgazán. Deja que la gente que te importa esté primero, y  empieza la tarea de demostrarlo y decirlo cada día.

Esa es mi clave!

Virgilio Santana Ripoll


No hay comentarios: